viernes, junio 15, 2007

EL TRATADO DE MELQUISEDEC

Hoy me gustaría compartir con mis estimados visitantes un extracto de uno de los mejores libros que personalmente considero he leído: "... thumbnail 1 summary
Hoy me gustaría compartir con mis estimados visitantes un extracto de uno de los mejores libros que personalmente considero he leído: "El Tratado de Melquisedec" de Alain Houel.Un libro espiritual que nos lleva por la via del encuentro con nuestra razón de ser.

"Buscando tu razón de ser, encontrarás quizás muchas respuestas, explorarás diferentes vías , conocerás la duda.
En todos los casos guarda esperanza, más no ilusión. Un día la respuesta vendrá a ti tan clara como la razón de ser del agua para la planta.
Más allá de tu razón de ser cósmica que compartes con el resto del género humano, tienes como cada individuo una razón de ser personal, que torna tu contribución al mundo irremplazable.
Debes descubrir lo que hace que el mundo sea un poco más rico por el hecho de tu existencia.
Tu razón de ser no demanda ser revelada por una inspiración divina. Ella está ya inscrita en ti...en lo que sabes hacer, en lo que desearías hacer. Aquello de lo que necesitas para reconocerla , es conocerte mejor a ti mismo.
Tu razón de ser te ha sido dada desde tu infancia, antes de que cayera sobre ti la bruma del olvido.
Recordarte que hubieras querido ser cuando estabas aun conectado al alma del mundo es una buena forma de encontrar el hijo que te conducirá a tu respuesta.
Otra buena forma de proceder es preguntarte cuales son tus talentos particulares. Lo que logras mejor que los otros a tu alrededor o lo que sientes más placer en hacer. Lo que se podría llamar tu genio personal.
Sea lo que sea, sabete que tu razón de estar sobre la tierra, está llena de gozo y placer. Si , no ¿por qué tomarte la pena encontrarla?
El gozo con el hacer, es una pista segura que te conducirá a la tarea que es la tuya porque es tu contribución a la creación del mundo.
Pues la creación no está terminada. El Universo es una co-creación en la cual tu tienes el rol de participar como responsable, siempre. Tu presencia y tu acto aportarán al mundo algo que no puede venir sino de ti.
Tu misión personal no es precisamente algo que el mundo aplaudirá. Puede que tu acto sea discreto y produzca efectos benéficos profundos alrededor de ti, sin , incluso tu darte cuenta de ello.
Puede ser que nunca sepas los efectos que has producido y sin embargo habrás cumplido.
Cualquiera que sea tu razón de ser, lo que más importa , es que si le eres fiel, vivirás tu vida con plenitud y júbilo. Es el signo más preciso, y no la importancia aparente de lo que tu habrás cumplido.
Descubrir tu razón de ser sobre la Tierra no es un proceso de reflexión lógica. Es un proceso en el cual debes empeñar toda tu voluntad y corazón.
Pues, solamente si tu empeñas , todo tu ser, en el descubrimiento de lo que eres, encontrarás tu tarea esencia"


No hay comentarios.