viernes, junio 22, 2007

HASTA SIEMPRE PAPA VICTORIO

HASTA SIEMPRE PAPA VICTORIO Era el domingo 17 de junio “Día del padre” mi última visita a él. Mi abuelo estaba postrado en una cama victima... thumbnail 1 summary
HASTA SIEMPRE PAPA VICTORIO

Era el domingo 17 de junio “Día del padre” mi última visita a él. Mi abuelo estaba postrado en una cama victima de un cáncer terminal. Hace algunas semanas se le había detectado manchas en el cerebro que definían dicha enfermedad. Aun así, sin poder hablar bien, él articulaba algunas palabras. Incluso pudo bromear ese domingo, me dio los números para apostar a los caballos algo que tanto le gustaba, me invito a comer camarones en la tarde que él pidió a la abuela preparar. Él no podía probar pero le encantaba saber que la familia disfrutaría de aquellos platillos. Mi abuelo había sufrido muchas convulsiones días antes, le inyectaron diversos medicamentos para atenuar el dolor. Pero lamentablemente ya estaba en marcha ese maldito proceso llamado metástasis. Busque información sobre dicho proceso y encontré conceptos como:

metástasis : la propagación de las células cancerosas a áreas distantes del cuerpo por medio del sistema linfático o del torrente sanguíneo.

La metástasis es la diseminación a órganos distantes del tumor primario maligno o cáncer, que ocurre generalmente por vía sanguínea o linfática.

La metástasis son grupos de células que se han desplazado desde el lugar donde estaba originalmente el tumor y se han instalado en otras partes del cuerpo.

Pues al día siguiente me enteré que ya había empezado dicho proceso y empezaban los dolores insoportables tanto así que la aplicación de la morfina parecía no ser suficiente. Pensar que yo a veces pienso que son insoportables algunos dolores de muela, cabeza o espaldas y ese dolor generalizado de dicho cáncer no tiene punto de comparación. Como existe Dios, le pedí el milagro de su curación, ignoro por qué no me escucho pero respeto su decisión.

Llegado los últimos momentos de mi abuelo que se veían venir, lo importante era que no sufriera, que sintiera el menor dolor posible. Es por ello que en sus últimos momentos estuvo sedado. Pudo despedirse de algunos miembros de la familia. Mi abuelo, mi papá Victorio se me fue este miércoles 20 de junio del 2007 a la 1 de la tarde.

El dolor de su partida es algo que lacera mi alma, saber que ya no sabré de sus chistes y de su forma de ser divertida. Por un lado me consuela saber que ya no sentirá esos terribles dolores que le destrozaban el ser y que su recuerdo siempre me acompañará como el hombre fuerte que aun a sus 83 años; hasta hace menos de 1 mes iba al telepódromo a jugar sus pollitas, mulitas o trifectas.

Buscando información sobre el cáncer, me di cuenta lo poco que ha avanzado la ciencia en este tema, simplemente no se tiene idea de cómo combatir la propagación de las células cancerosas a los distintos órganos del cuerpo. Digo yo, debería invertirse mucho más en la investigación sobre esta enfermedad que en realidad abarca un conjunto de enfermedades según la parte de nuestro organismo donde se localizan los tumores. Y por supuesto debería gastarse menos en investigaciones sobre asuntos estúpidos como las tendencias sexuales o fantasías eróticas de un grupito de gente.

Adiós, mi querido papá Victorio sé que también me ayudarás con tu energía a cumplir las metas que tengo en esta vida, a cumplir los sueños locos que me he propuesto conseguir. Te recordaré siempre tanto.... como el hombre fuerte que un día hace mucho me salvó de morir ahogado en una piscina cuando yo tenía 8 años.

Hasta siempre Papá Victorio..............................................


Q.E.P.D Víctor Palomino Pozo


Tu primer nieto: Mariano Damián Palomino


1 comentario

Anónimo dijo...

Yo tambien lo recuerdo muchisimo, lo tengo mas vivo que nunca.
Gracias Papá Vitorio