domingo, octubre 28, 2007

EL PERFIL DE UN ESTUPIDO

El pasado 7 de octubre en un metro de Barcelona, sucedió un hecho que no puede dejar de indignar a quienes consideramos que la justicia y la... thumbnail 1 summary

El pasado 7 de octubre en un metro de Barcelona, sucedió un hecho que no puede dejar de indignar a quienes consideramos que la justicia y la libertad son derechos fundamentales en la vida de todo ser humano.
Un tipo de 21 años llamado Sergi Xavier, agredió fisica y psicológicamente a una jovencita ecuatoriana de 16 años. Las camaras del tren mostraron las imágenes que se difundieron por los medios y se pudo conocer como en muchas partes del mundo que se supone civilizado aparecen estos esperpentos segregacionistas que no disfrazan su xenofobia.
Antes y mientras la manoseaba, le daba de puñetes y le lanzaba una patada, no dejaba de repetir , según lo que lo que los medios han podido recabar: "inmigrante de mierda", "zorra" y otros insultos.
Este "ser" fiel representante de la estupidez humana, argumenta haber estado mareado y no acordarse de nada. Aun suponiendo ello, pues mareado ..digamos que sale toda la mierda...que se tiene dentro, y perdonen el léxico, no acostumbro a expresarme así; pero me parece que este tipo de comportamiento sólo se puede relacionar con esa palabra.
Encima de todo este gusano, es un cobarde, porque se mete con una niña, si se hubiera metido con alguien de su tamaño, probablemente no hubiera quedado impune esta agresión y ofensa, pero hacerlo a una niña de 16 años no hace sino demostrar su escuálido nivel moral; y encima de todo las autoridades lo dejen libre sólo con una especie de amonestación , habiendo evidencias tan claras; algo que demuestra además como se trata de apañar y esconder bajo la alfombra toda la mugre existente en sociedades que se dicen del primer mundo.
Dice que estaba borracho, pues igual como ya dije , saca lo que tiene dentro. A propósito de ello, eso me recuerda una infeliz frase cliché que muchos tontamente utilizan, en mi opinión. Eso de que "sólo los niños y los borrachos dicen la verdad". Primeramente, los niños y los borrachos no dicen la verdad, sino que dicen lo que creen que es la verdad que es muy distinto ; y segundo, el que inventó esa frase tiene que haber sido un bobo para meter en un mismo saco a los niños que son algo tan tierno, con los borrachos que muchas veces presentan una imágen tan decadente.
Tan decadente como la del susodicho gusano del metro que golpeó a la chica ecuatoriana y que debería estar preso, al menos unos meses para que se le quite algo de su imbecilidad y que debería pagar una indemnización por haber agredido a esa niña. Aun se espera que las autoridades locales hagan algo, porque sería un mal precedente que esto quede así como así, se sabe que en muchas partes del mundo se suceden estos abusos, muchas veces más graves , con asesinatos de por medio. No hacer nada, sería como mirar a los costados y ponerse a silbar, mientras la realidad te está mirando de frente.
Muchos hemos visto el video por los medios de Tv, otros por Internet, en Youtube y otros portales, si alguien no lo ha visto facilmente lo encontrará poniendo la frase "español agrede a ecuatoriana". Yo no pondré el video ese aqui en mi blog, suficiente con poner la foto del tipo este con un titulo que lo describe con toda claridad. Será difícil para este español de 21 años quitarse la etiqueta de estúpido en mucho tiempo. En todo caso, eso dependerá de él.

MARDAM


3 comentarios

poeta herido dijo...

lo justo hermano, ese tipo merece irse a lo mas lejos de ste mundo; creo que es el diablo en vida; la verdad no se como puede existir todavia esa lacra en el mundo, bueno esperar que las autoridades respectivas tomen cartas en el asunto y nosotros los blogeros divulgar esto para que no se calle la verdad...
buena hermano sigue con tus posts son buenos..

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, este tipo de conductas no pueden quedar impunes, el tipejo este debe recibir un castigo ejemplar.

GERARDO

Alberto dijo...

Es lamentable que haya energúmenos de tal naturaleza, la falta de valores y sensibilidad que promueven los medios de comunicación en gran parte es responsable de estos vejámenes anticristianos y anárquicos.