domingo, marzo 23, 2008

ENGAÑARSE A SI MISMO

Una de las características más saltantes del hombre común de la sociedad actual, es no saber reconocer en si mismo la existencia de su lado ... thumbnail 1 summary
Una de las características más saltantes del hombre común de la sociedad actual, es no saber reconocer en si mismo la existencia de su lado oscuro. Eso ocurre con independencia de la posición social y el nivel cultural en el que cada persona se desenvuelva.

El hombre común que disfruta o más bien diríamos convive con su “normalidad” se engaña a si mismo creyendo que está bien, que todo está OK para él. En sus momentos de mayor depresión recurre a Dios y piensa que rezando podrá atenuar su dolor cuando en realidad por dentro no hay una sincera voluntad de enmienda.



Un hombre o una mujer se engañan cuando dicen que lo más importante es su familia y sin embargo se entregan a la infidelidad arriesgando el amor de su cónyuge y el cariño de sus hijos.

Se engaña quien se propone metas altas y no está dispuesto a pagar el precio en audacia y perseverancia. Se engaña quien se siente muy buena persona porque hace una caridad y busca que todo el mundo le vea. Se engaña quien se siente un señor sabio creyendo que sólo por el hecho de tener canas y una larga existencia puede dar lecciones de vida cuando por dentro no ha eliminado la mayoría de sus inmundicias.

Se engañan los que creen que por ser artistas o personajes famosos realmente son más que seres humanos, el tiempo y la realidad les da una cachetada, y la verdad de la vulnerabilidad de ese “yo físico “ del que ostentan se ve reflejado en el espejo de la vejez y las enfermedades que la ciencia no puede derrotar.

Engañarse, es pensar que se puede vivir sin ideales, sin principios. Dentro de cada ser humano hay un fuego que arde incesantemente en busca de la justicia, la verdad y el amor. Para ir en busca de ellos se debe tener principios, sin ellos no tenemos conciencia, y entonces no somos nada, porque realmente si no tenemos conciencia somos animales irracionales.

Encubrir nuestro lado oscuro es lo peor que podemos hacer, es no reconocer que nos equivocamos; que hay demonios dentro de cada uno que están arraigados y que se expresan en envidia, hipocresía, vanidad, segregación, cobardía y otros venenos mentales derivados de la estupidez de la especie humana.

Nuestro lado oscuro debe ser localizado para ser erradicado, sino se reconoce que tenemos el mal ¿cómo podemos ser mejores?¿cómo se puede producir el cambio? Esa oscuridad está en nosotros en pequeña y gran escala.

No se engañe diciendo que no es racista, cuando el primer argumento para insultar a alguien es refiriéndose a su condición étnica. Todos en alguna medida tenemos rasgos racistas, es falso que se diga que uno no lo es, quizás lo piensen las personas que se relacionan con gente de distinta raza, pero eso no es garantía de que no haya racismo aunque sea pequeño. El racismo es una herencia de la estupidez de nuestros antecesores, no me arriesgaría a decir que eliminarlo del todo es posible, pero si puede ser atenuable y reducido hasta su mínima expresión.

Por ejemplo una chica blanca se casa con un joven de color, las circunstancias de la vida provocan que después de un lapso de 2 años, esa relación llegue a su fin en malos términos. Hay palabras hirientes e insultos de ambas partes, la chica entre sus insultos le dice: “eso me pasa por juntarme con un negro”. En ese ejemplo se nota que aun en un caso extremo aparece el rasgo de racismo que no estaba sino escondido por la ilusión del amor que en un momento llego a ser más fuerte y llego a neutralizar la segregación.

Aun cuando una persona se pueda arrepentir sinceramente de lo dicho y tenga una sincera intención de no ser racista, es un hecho que eso convive en nosotros aun en la medida más pequeña. Y en todo caso debemos propender a atenuar, reducir y neutralizar nuestros más escondidas telarañas, pero antes claro debemos localizarlas y reconocer que allí están en alguna medida porque si nos creemos puros de pensamiento entonces no llegaremos a ninguna parte y seguiremos viviendo en la mentira, y en la peor de todas que es la mentira con nosotros mismos.

Engañarse a si mismo es pensar que un orgasmo o miles de ellos te van a dar la felicidad de pareja, la felicidad te la da la comprensión, las muestras de cariño y afecto, los sentimientos expresados en miradas dulces que son independientes de los deseos sexuales. Se puede ser feliz sin sexo, sino que sería de las personas impedidas por motivos físicos, ¿que dirán los sexólogos que los impedidos no pueden ser completamente felices? Falso. Los sexólogos no podrían ser felices sin sexo, pero las personas que no tengan una fijación freudiana pueden hacerlo perfectamente. Porque la gente tiene muchas más cosas bellas en que pensar.

Pero no se puede ser feliz sin sentimientos. Es engañarse pensar que el sexo es el complemento de la felicidad en el matrimonio, lo son los hijos cuando son engendrados por el amor, claro que si, pero el coito en si, un espasmo de goce corporal, no nos puede dar la medida de algo tan grande como es el concepto de ser feliz. El sexo por placer es sólo el vagón de cola del tren del matrimonio. Es de las cosas menos importantes, que paradójicamente podemos disfrutar mejor cuando la ponemos en su verdadero nivel de importancia.

Se engaña a si mismo quien dice ser bueno pero no es capaz de dar nunca una limosna a algún niño de la calle que se la pide, estos tacaños se justifican diciendo que le harían más daño al joven si le dan dinero. Es un argumento facilista para evitar dar, dar enriquece el alma, no pido que demos a cada rato, pero hay gente que tiene mucho y no da nunca, esos avaros se engañan creyéndose importantes, no lo son; esa gente funciona como máquinas recolectoras de dinero que sólo buscan acumular, y acumular sin saber por qué.

El ser humano intelectual se engaña cuando piensa que por poseer muchos títulos, tiene inteligencia, la verdadera inteligencia es premio de la fe. Aquella es un regalo de Dios, no puede ser inteligente quien no sabe lo que es la bondad, la caridad, la justicia, la empatía, es decir alguien ignorante en esos aspectos sólo se engaña a si mismo creyéndose inteligente, así sea tan brillante en ciencias como Einstein y Newton, vive engañado.

Engañarse a si mismo, es también pensar que un sabio, gurú o pensador son personas infalibles y por tanto nos van a llevar de la mano en la solución de nuestros conflictos existenciales, ellos son sólo guías que nos ayudan a encontrar el camino, pero la búsqueda constante de nuestra felicidad es cosa de cada uno. Ninguno de ellos es Dios, son gente que tiene conocimiento de muchas cosas y nos pueden ayudar en alguna medida, pero los auténticos no piden nada a cambio y además tratan de que cada uno vuele con sus alas lo más pronto posible, si alguno de ellos pretende que siempre estemos a su lado, entonces es un farsante alejémonos de él.

La manera de empezar desarrollar nuestra mente independiente es reconocer en nosotros ese lado oscuro que en distintas medidas todos tenemos. Sólo así podremos crecer como personas.
Así que no nos engañemos más , reconozcamos lo malo que tenemos dentro y procuremos superar todas nuestras taras progresivamente.

Es lo que pienso.

MARDAM


14 comentarios

Anónimo dijo...

SE ENGAÑA A SI MISMO QUIEN HABLA DE DIOS Y ANTES DIJO QUE NO CREIA EN EL.....

Anónimo dijo...

Yo no me engaño a mi misma, al menos eso creo. pero estaré atenta, a veces no reconocemos nuestros errores eso es cierto.
jenifer

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo que afirmas. En nuestro mundo de mucha importancia a la apariencia. Vestir bien, gran carro, buena presencia, aunque no haya para comer.

Anónimo dijo...

Tienes mucha razón!!! , eso se llama "hipocresia"aparentar algo que no eres, o predicar bondad cuando en casa eres un tirado.
Buen ejemplo de eso son nuestros politicos corruptos.
shirly

Marilia Navegando dijo...

Nos engañamos muchas veces, el secreto supongo estara en apreneder a observarnos y a estar conscientes de lo que hacemos.

Computadores dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Computador, I hope you enjoy. The address is http://computador-brasil.blogspot.com. A hug.

Anónimo dijo...

Oi gostei muito dos comentários deste blog, parabéns
São paulo- Brasil

Anónimo dijo...

la clave esta en no enganarse.....
jeje

Anónimo dijo...

Yo pienso que nadie se engaña a si mismo a menos que no estemos concientes de lo que hacemos de no ser asi no nos estamos engañando por que sabemos lo que hacemos aunque querramos hacerle creer a otras personas que no es asi eso es mentir no engañarse asi mismo lo mas cercano a engañarnos a no sotros mismos estando concientes de lo que hacemos es la hipocrecia.

Anónimo dijo...

Se engaña a sí mismo que habla de dios sin conocerle...

Anónimo dijo...

Discrepo en lo del racismo. Mi matrimonio con un hombre negro ha terminado y jamás jamás le he dicho ni le diría a nadie palabras hirientes sobre su color de piel. Eso no tiene nada que ver con el fin del amor que había entre nosotros. Quizá el autor piense así porque él mismo es racista y no concibe que otra persona no lo sea, pero créame que algunas personas estamos libres de ese prejuicio, aunque quizá no de otros defectos igualmente detestables. Pero no generalice, por favor, cada persona es un mundo.

Anónimo dijo...

El grabé problema es más cuando se piensa con el corazón y no con la mente, hay momentos de la vida que uno se autoengaña, pensar sentimentalmente es más fuerte, que la lógica

Anónimo dijo...

El grabé problema es más cuando se piensa con el corazón y no con la mente, hay momentos de la vida que uno se autoengaña, pensar sentimentalmente es más fuerte, que la lógica

Anónimo dijo...

entonces hay que aceptar los errores primero? despues enfocarnos en no engañarnos y asi tener exito o evitar en los mas posible el tipo de engaño que nos estemos asiendo
es quitarle el encanto? a algo que jamas podremos alcanzar
ejemp
si tengo un empleo y me dijo a mi mismo yo sere el mayor cientifico y are una cura contra todas las enfermedades. despues ya soy cientifico de unos 70 años pero solo encontre la cura de una enfermedad y ya esta apunto de morir ¿no seria un logro? porque a pesar de que encontre solo una no hubiera sido posible si no me hubiera imaginado que las encontraria todas- pienso que engañarse asi mismo es una forma de apoyarse