viernes, junio 06, 2008

OBAMA ES EL CANDIDATO

Unas largas y emotivas elecciones primarias han determinado virtualmente que Barack Obama sea el candidato del partido Demócrata para las el... thumbnail 1 summary
Unas largas y emotivas elecciones primarias han determinado virtualmente que Barack Obama sea el candidato del partido Demócrata para las elecciones de noviembre en los Estados Unidos.
Su discurso de político nuevo y fresco es lo que más atrae de Obama, una propuesta más acorde con nuestros tiempos, de mayor apertura que se diferencia del conservadorismo ideológico del republicano MacCain.

Este sábado probablemente la senadora Hillary Clinton, admita su derrota en las primarias y quién sabe si se decida a formar parte de la plancha de Obama como vicepresidenta. Obama ha tenido sin duda más apoyo de la población americana demócrata, no obstante, debemos preocuparnos de algo los hispanos ya que dicha victoria de Obama carece de un apoyo masivo del voto latino. Sólo la tercera parte de dichos votos fue para él mientras que las dos terceras partes fueron para Clinton, lo que indica una falta de conexión preocupante con la comunidad hispana.
Hay mucho voto latino que Barack Obama tendrá que conquistar para derrotar a MacCain sobre todo en Estados importantes como Nuevo México y Florida.
Obama aparenta ser una figura que puede renovar la política de gobierno norteamericano, sin embargo, a nosotros los latinos, eso poco nos va a importar si Estados Unidos sigue mirando a Latinoamérica de reojo y sólo por cumplir, si sigue siendo prioridad el Medio Oriente con una atención tan abismal con respecto a nuestro continente que parece que sólo merecemos migajas de tiempo.
Esperaremos la estrategia de Obama, principalmente su enfoque hacia Latinoamérica, no la tendrá nada fácil, MacCain es un político de mucha mayor experiencia que sabrá capitalizar cualquier error del candidato afro-americano.

MARDAM



BIOGRAFIA DE BARACK OBAMA


1 comentario

Anónimo dijo...

Es verdad, para los Estados Unidos siempre seremos los del Sur, como un mendigo que vive de sus limosnas.