domingo, enero 18, 2009

LOS MATASANOS

La vez pasada escuché por radio a un doctor decirle a una señora: Señora Ud.- No tome más cosas, no intenté nada más, su enfermedad es incur... thumbnail 1 summary
La vez pasada escuché por radio a un doctor decirle a una señora: Señora Ud.- No tome más cosas, no intenté nada más, su enfermedad es incurable- Ud. Vivirá toda la vida con ese mal, sólo le queda vivir lo mejor que se pueda conviviendo con ella-
Yo sin ser médico me atrevo a decir que esas palabras son soberbias y producto de una mente de hombre ególatra que seguramente por su fama de buen doctor ya se siente un semidiós. Hay muchos doctores así, aferrados a su rigurosa disciplina académica que prefieren darle la sentencia final a las personas que sufren de enfermedades que darles una esperanza apelando a algo que no se puede comprobar científicamente, pero que funciona y que es la Fe.
Por cierto, esa frase de “señora Ud. vivirá toda su vida con ese mal” se la escuché decir a un doctor Huertas muy conocido en la comunidad latinoamericana de los Estados Unidos.
Me molesta mucho que los científicos discípulos de esos otros que en su momento supieron descubrir la formula para convertir una enfermedad incurable en curable como la polio por decir, les sea tan fácil decirle a la gente, por ejemplo: “A Ud. le quedan 6 meses de vida” o “No, esa enfermedad no tiene cura”.
He sido testigo de casos de personas con enfermedades renales, con cáncer y otras, que efectivamente no han muerto después de que estos “creídos” doctores les habían pronosticado sólo dos o tres meses más de vida, sino que esas personas han durado muchos años vivas.
A lo que voy con esto que digo, es que esos diagnósticos de tiempo de vida que le queda a la gente enferma que dan muchos médicos, son hechos de forma irresponsable, esas sentencias que dan los médicos deprimen y pueden llevar a acelerar la muerte del paciente más rápido aun ¿no sería mejor, a pesar de todo, dar una voz de esperanza, promover una buena sugestión de manera que se fortalezca la mente y se pueda tener posibilidades de llevar una vida más duradera y mejor?
Efectivamente ese tipo de pronósticos fatales han hecho que mucha gente muera antes de lo que naturalmente pudieron haber vivido, hay muchos que pudieron vivir muchos más meses e incluso años. ¿Es qué acaso los médicos no saben lo importante que es la sugestión para el paciente? Ya sé que me dirán que la realidad no se puede ocultar, pero por qué renunciar a la esperanza antes de llamar al cura para que dé los santos oleos al enfermo, y ojo que no estoy hablando precisamente de casos terminales. A veces, estos “matasanos” ven a una persona tan anciana que ya asumen que les ha tocado la hora de partir.
En mi concepto hay doctores que le han quitado la fe y la esperanza a mucha gente que pudo vivir más. En vez de decirle a una persona- le quedan dos meses de vida y no hay nada que hacer - no es mejor decirle- su enfermedad es dura pero vamos a seguir luchando hasta el final-
Este artículo fue dedicado a los “matasanos” que con sus diagnósticos se anticiparon a acortar la esperanza de vida de mucha gente.

MARDAM


No hay comentarios.