jueves, marzo 26, 2009

SINOPSIS SOBRE LA ESTUPIDEZ HUMANA

Carlo M. Cipolla, escribio un excelente ensayo analizando la estupidez humana. Me permití hacer una sinópsis de dicho texto. Carlo M. Cipo... thumbnail 1 summary
Carlo M. Cipolla, escribio un excelente ensayo analizando la estupidez humana.
Me permití hacer una sinópsis de dicho texto.

Carlo M. Cipolla en este ensayo empieza escribiendo sobre algo en lo que podemos concordar. “ Desde comienzos de nuestra existencia, los seres vivos en general han sufrido una serie de tribulaciones que le son inherentes a su lucha por la supervivencia.
Sin embargo, lo que caracteriza y diferencia a los seres humanos de los demás seres vivos, es que nosotros le agregamos un peso adicional: este peso le llamamos estupidez.
El tema de la Estupidez humana ha sido muy tratado a lo largo de los siglos. ¿ Por qué será? ¿Quizás porque a los estudiosos les costaría admitir que padecen de este mismo lastre y podrían deprimirse y así nublar su genio con esa realidad?
Y quién sabe esto puede ser así, como lo dice el mismo Cipolla en una de sus Leyes Fundamentales de la estupidez humana, ésta es independiente de cualquier otra característica del ser humano, dicho en otras palabras, tan estúpido puede ser un científico como un ignorante, de allí se podría desprender, lo poco estudiado que ha sido el tema, puede ser que el orgullo científico haya pesado en ello.
Según Cipolla, las 7 Leyes fundamentales de la estupidez humana son:
PRIMERA LEY
• Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.
SEGUNDA LEY
• La probabilidad de que una persona
determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona.
TERCERA LEY
Ley Fundamental (ley de oro), eje
esencial de su teoría. Esta ley afirma lo
siguiente:
En efecto, Cipolla distingue cuatro
grupos de personas dependiendo de su comportamiento en una transacción, es decir, atendiendo al beneficio o daño que generen sus acciones; así, una persona podrá ser:

Inteligente
Aquél cuya acción tiende a generar beneficios tanto para él mismo como para los demás.

Incauto
Aquél cuya acción genera beneficios a los demás y daño o pérdida para él mismo.

Malvado
•Aquél cuyas acciones proporcionan beneficio o enriquecimiento para él mismo, generando daños o pérdidas a los demás.

Estúpido
•Aquél cuya acción proporciona daños, pérdidas, maleficios..., tanto para él mismo como para los demás.

CUARTA LEY
• Las personas no estúpidas subestiman
siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error.

•QUINTA LEY

La persona estúpida es el tipo de persona

más peligroso que existe. El estúpido es más peligroso que el malvado

Con razón Einstein dijo:

"HAY DOS COSAS INFINITAS: EL UNIVERSO Y LA
ESTUPIDEZ HUMANA. Y DEL UNIVERSO NO
ESTOY SEGURO"
Albert Einstein (1879-1955)

• Algunos estúpidos causan normalmente sólo
perjuicios limitados, pero hay otros que llegan a ocasionar daños terribles, no ya a uno o dos individuos, sino a comunidades o sociedades enteras.

La capacidad de hacer daño que tiene una persona estúpida depende de dos factores principales:

• Algunos individuos heredan dosis considerables del gen de la estupidez, y gracias a tal herencia pertenecen, desde su nacimiento, a la élite de su grupo.

• El segundo factor que determina el potencial de
una persona estúpida procede de la posición de poder o de autoridad que ocupa en la sociedad. Entre los burócratas, generales, políticos y jefes de Estado se encuentra el porcentaje de estúpidos más exquisito fundamentalmente estúpidos cuya capacidad para hacer daño al prójimo ha sido (o es) peligrosamente potenciada por la posición de poder que han ocupado (u ocupan).

Este ensayo es excelente porque como se dijo el tema ha sido muy poco estudiado y la estupidez humana, la individual y la colectiva ha sido la causante mayor a través de la Historia, del sufrimiento personal del ser humano y sus desastres sociales.
Personalmente identifico a un estúpido de muchas maneras, una de las que más acostumbro es cuando veo a una persona que se queda estupefacta mirando a alguien que no conoce porque se impresiono por su apariencia, sea que le gusto su rostro o no.
Ese estado catatónico de estupor identifica al estúpido que se impresiona fácilmente por una imagen, y se queda absorto sin poder hacer nada mas durante varios minutos incluso, a veces segregando saliva en exceso o babeando. Con razón la palabra estúpido viene de “estupor”. El estúpido no puede hacer otra cosa porque su capacidad para actuar de otra manera está bloqueada, se ha acostumbrado tanto a su estupidez que lo ve como algo natural y es capaz de hacer daño cuando determinadas circunstancias presentan las condiciones.
Para salir de esta maldición que es nuestra propia estupidez, hay que admitir que la tenemos en alguna medida, sólo así nos desprenderemos de ella, es una cuestión de ser sinceros consigo mismo, ¿Cuántos actos estúpidos hemos cometido y cometemos, aun sin darnos cuenta conciente de ello?.
Una manera de combatir la estupidez está claro es identificarla en nosotros, la otra es no perder el tiempo en riñas con los auténticos estúpidos, para los cuales “todo está bien”. Reñir con un estúpido es una tarea indigna para alguien que se considere inteligente, el estúpido contagia su idiotez y maldad por doquier. Como dijo Cipolla, el estúpido puede ser más peligroso que el malvado.


4 comentarios

Anónimo dijo...

uy los estúpidos abundan aquí en el Perú......


mario

Freestyle Comunity dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

ES UNA ESTUPIDEZ QUE PASE TANTO TIEMPO Y LA MENTE FILOSOFICA DEJE DE ESCRIBIR

Mardam dijo...

Gracias sé que aprecias mis escritos...así tomaré tu comentario.