domingo, mayo 24, 2009

LOS MEDIOS DE COMUNICACION

Un medio de comunicación que promueve la libertad de expresión puede verse comprometido y acorralado en sus afanes de fiscalización si se l... thumbnail 1 summary

Un medio de comunicación que promueve la libertad de expresión puede verse comprometido y acorralado en sus afanes de fiscalización si se llena de mucha publicidad, esos mismos medios no pueden ser libres porque su dinámica inevitablemente genera dobles discursos, pueden pasar un spot referido al combate contra las drogas, y al siguiente minuto promocionar un evento roquero donde se sabe que los jóvenes se van a drogar, lo que ocurre es que muchas veces inconscientemente les parece más importante la admiración por los eventos y vender imágenes que un sincero mensaje de altruismo.
Y es que los medios de comunicación funcionan de una manera en la cual no pueden ser justos, porque como se dijo la trama de la sociedad es muy compleja para que puedan ser medios ejemplares, sirven para lo malo igual que para lo bueno, difunden la frivolidad y la estupidez tanto como los buenos valores.
En los medios de comunicación existe una doble careta que muchas veces es también consciente, eso se hace muy notorio por ejemplo en el periodismo de investigación cuya labor debe ser fiscalizar a los funcionarios e informar de todo hecho irregular que se produzca entre gobiernos, entidades, e intereses empresariales. Sin embargo, ocurre que cuando la publicidad de alguno de esos programas de televisión, radio, o diarios esta siendo pagada por un grupo empresarial, inmediatamente es implícito el hecho de que las empresas asociadas a ese grupo están exentas de cualquier duda, nos hacemos de la vista gorda piensan para sus adentros los comunicadores y aquí no pasa nada.
Pero esto es peor muchas veces, los medios de comunicación en un afán por no perder a sus patrocinadores son capaces de tener actitudes lamentablemente “serviles”, patéticamente serviles diría mejor, atacan con toda fiereza a las empresas competidoras de los grupos empresariales que las mantienen y entonces, esto se convierte en una simple transacción en la cual ya no se puede hablar de libertad de expresión ni objetividad sino de simple negociación de intereses. Los medios de comunicación se convierten entonces en simples medios de disputas de intereses de los dueños y de sus relaciones económicas con otras empresas y algunos de las personas que narran las informaciones son simples monigotes que no pueden escapar de la trama en la que están envueltos.
Es cierto, sería injusto decir que no hay excepciones dentro del periodismo, y de hecho las hay, cada cual en su conciencia sabe que eso no va con ellos. Aun cuando la independencia se haga cada vez más difícil, la persona que intenta a pesar de todo no caer en esa enredadera es quien está más cerca de la verdadera libertad.
Ser libres significa no llevar mascaras, y los medios de comunicación tienen caretas inevitables, se hacen los de la vista gorda cuando algún hecho puede afectar sus intereses económicos, entonces los encubren con noticias alejadas de una turbia realidad, en ese momento la independencia queda de lado así como lo moral.
Los principios son sacrificados por intereses monetarios que no se están dispuestos a arriesgar. Esto que no es desde un punto de vista ético algo justificable si es en cambio comprensible. El sistema globalizado y complejo de la sociedad nos tiene envueltos incluso a los que no aceptamos dicho sistema, y escapar de esa maraña se hace difícil, pero por otro lado sería una mediocridad no intentar salir.
Una persona que rompe esquemas puede alcanzar la “verdadera libertad”, un medio de comunicación que agrupa a demasiada gente en su entorno y a demasiados intereses económicos difícilmente puede ser libre. Puede tratar de serlo, encabezado principalmente por los dueños de dichos medios concientes de que su labor debe ser independiente, pero la tarea es dura en estos tiempos más que en ningún otro, es por ello tiene un tremendo merito que existan empresarios que sigan intentando la autonomía.
Sólo procurando la independencia se puede tener la conciencia limpia y libre, una vez que se empieza a sentir ese aroma de libertad se disfruta de cada actividad que se realiza, porque se tiene la tranquilidad de que se está actuando con buena fe. Porque una conciencia liberada no acepta presiones ni tentaciones que tuerzan los principios e ideales.

MARDAM


2 comentarios

Anónimo dijo...

DEMASIADA PUBLICIDAD ATENTA CONTRA LA INDEPENDENCIA DE LOS MEDIOS

GERARDO

Anónimo dijo...

SI, PERO LAMENTABLEMENTE LOS MEDIOS VIVEN DE LA PUBLICIDAD. ADEMAS ME PARECE DEMASIADO FORZADO EL DECIR QUE EL PROMOVER UN CONCIERTO DE ROCK IMPLICA APOYAR EL CONSUMO DE DROGAS.LAMENTABLEMENTE LAS DORGAS ESTAN METIDAS EN MUCHAS PARTES DE NUESTRA SOCIEDAD.
EN EL MUNDO DE HOY TODO SE MUEVE SEGUN INTERESES BUENOS O MALOS Y LA PRENSA NO PUEDE SER AJENO A ELLO.