miércoles, septiembre 16, 2009

EL ALCOHOL: LA DROGA SOCIAL ACEPTADA

Sin duda el alcohol es la droga social más aceptada en el mundo, y aqui en Perú es notorio su avance en difusión a lo largo de los años. El... thumbnail 1 summary

Sin duda el alcohol es la droga social más aceptada en el mundo, y aqui en Perú es notorio su avance en difusión a lo largo de los años. El argumento más común para que aceptemos el alcohol como parte de nuestras vidas, está en el hecho de hacer prevalecer la libertad de cada persona de poder consumir lo que guste, aparte de que estas sustancias en cantidades moderadas no tienen los efectos devastadores de otras drogas y no necesariamente causan dependencia.

No obstante, está claro que al menos en el Perú, el alcoholismo es un grave problema ya no sólo por las consecuencias personales sino por los daños colaterales a otras personas: nos referimos a peleas, maltratos a mujeres, accidentes de tránsito etc.

La realidad es que el licor es una droga permitida que ha traido mucho dolor a innumerables familias; se dirá que el alcohol en sí no es malo, sino que hay que consumirlo con moderación, un mensaje muy bien aprendido por los medios de comunicación de parte de las grandes empresas que les pagan por publicidad.

Pero esto ha sido así siempre, sólo que ahora hay una trama difícil de desenredar; las empresas poderosas que pagan la publicidad de los medios, empresas que tienen miles de empleados en una sociedad con escasez de empleos y si además estas corporaciones organizan de cuando en cuando eventos familiares y solidarios de ayuda a la comunidad, pues de alguna manera se ganan la "popularidad" integrándose de esta manera a la sociedad. Con una situación así, a quien no quiera meterse en problemas, le será fácil silbar y mirar para un costado, haciendo de cuenta que no existe detrás ningun problema.

Pero bueno hay que decir lo que se piensa, estas empresas, cerveceras principalmente, sacan sus spots que le dicen a la gente que tome con moderación, pero está claro que ellos no se hacen ricos con un vasito a la semana que se tome una persona, su negocio que da utilidades está en las grandes borracheras abastecidas por miles de cajas de ese líquido.

En mi caso particular, alguna vez he probado la cerveza y pienso que no nos perdemos de nada si se restringe su venta a determinadas cantidades. Asimismo también he probado el pisco y bueno no está mal una copita ¿Pero saben qué? A mi eso del día del pisco peruano, me parece una reverenda tontería, sobre todo si se tiene en cuenta que estamos en un país como el Perú, con 1 millón y medio de alcoholicos y quizás me quede corto en la cifra.

El alcoholismo es un vicio que afecta principalmente a la salud y la autoestima. Es por ello que es muy importante que los medios de comunicación realicen campañas en las que sigan insistiendo en las consecuencias que puede tener en la vida de una persona el exceso de estas sustancias en el organismo, en vez de estar promoviendo juergas interminables con inmensas cantidades de alcohol.

Los medios otra vez contribuyen al problema, tanto como a la solución. La cantidad de promoción que se hace de las bebidas alcohólicas es muy grande, y es que cada vez es más difícil para los medios no sucumbir ante el poder económico como ya se dijo.

Pero hay que repetirlo y ser redundante por si no se entiende; las grandes empresas aportan mucho en publicidad y además eso esta asociado con los empleos y salarios de mucha gente, entonces cómo se podría restringir o limitar la propaganda de esos productos, además ya se han hecho tan populares y se ha tejido una trama tan enorme que nadie está dispuesto a arriesgar un dólar por algo que no le toque directamente.

Simplemente se convive con ello porque no les es posible salir de dicha trama, pero la verdad, es que tener una mentalidad tan complaciente con el vicio e inducir a beber para tener éxito empresarial sin importarles las consecuencias, es una actitud muy mediocre.

La palabra moderación siempre debe prevalecer. Hay que buscar el equilibrio con reglamentos que tengan en cuenta todos los factores: económicos, sociales, culturales, y principalmente hacer que los medios cumplan con dichas normas y limiten su propaganda de las bebidas alcoholicas, aunque eso les cueste generar menos ingresos.

MARDAM


2 comentarios

Anónimo dijo...

efectivamente el alcohol y el cigarro son drogas permitidas que hacen mucho daño.

jenifer

Zimmerman dijo...

Es cierto que el alcohol es una droga bastante dañina, y estoy seguro que el tabaco no se queda atrás, tal vez incluso la supere.

La solución que sugieres, me parece, es la correcta. Me refiero a la moderación. Y esto debe ir de la mano con campañas de educación.

Y me parece que, dejando de lado prejuicios pseudomorales, el camino más provechoso sería el de legalizar TODAS las drogas. ¿Por qué?

Se sabe que por más que estén prohibidas, la gente igual las va a consumir, y la cantidad de VIOLENCIA, MUERTE, y DESPERDICIO de valiosos recursos que se originan por la prohibición y posterior "lucha" contra las mafias es injustificable.

Si se dedicara una pequeña fracción de lo que se gasta en armas para combatir el narcotráfico (puesto que este ya no existiría) en campañas de educación y en programas de rehabilitación para adictos, me parece que el resultado sería más provechoso.

Saludos.