domingo, febrero 06, 2011

LA HORA DEL ADIOS

El adios es la solución más razonable para alejarnos de esa persona que no nos ama, se pueden dar los casos en que probablemente ese hombre ... thumbnail 1 summary
El adios es la solución más razonable para alejarnos de esa persona que no nos ama, se pueden dar los casos en que probablemente ese hombre o mujer nos haya amado alguna vez, pero simplemente el sentimiento se desgastó y hay que aceptarlo. No tiene sentido forzar una situación.
Claro, también están los otros casos en que aquellos "desengañados" nunca fueron amados, sólo fueron utilizados para tratar de olvidar a la ex-pareja.
Ocultar cosas, no decir lo que realmente se siente, es poner un disfraz a la realidad, es como mentir, es ser desleal con quien te ha brindado un afecto sincero, al final todo se descubre, pero en estos casos la victima también tiene la culpa porque se aferra al querer "creer" que le aman, y eso es relativamente sencillo de conocer si se tiene cabeza fria.
Para ello, entre otros ejemplos, están las miradas, esa alegría de ver a la persona que se ama, esa luz en los ojos denota el sentimiento por la persona por la cual realmente se siente amor. Si tienes cabeza fría no te será difícil detectar si hay amor en una mirada.
Llegar a una situación tan poco agradable de tener que alejarse con algo de disgusto, como digo es culpa de dos, del desengañado por ser tan iluso y necio, al hacerse de la "vista gorda" para no darse cuenta de la falta de señales de ese amor. Y claro culpa también del que utiliza a alguien para olvidar a otro u otra de su pasado. Me parece que esta clase de persona no tiene por qué ser una mala persona, simplemente ha buscado la forma de querer olvidar a ese "otro" u "otra", ha tenido buenas intenciones por lo que no pudo realizar con ese "amor, pero se fue enredando y en el camino envolvió a alguien que quizás no lo merecía, haciendo creer que lo que empezó como una amistad pudo llegar a ser algo más cuando en realidad nunca dejó de ser amistad..
Cuando sientes que alguien no te ama, puedes hacer la lucha por un tiempo, darte un plazo, pero, si al pasar el tiempo, no cambia esa mirada normal a una mirada especial, es necio aferrarse, uno no puede vivir "arrastrándose", haciendo depender sus emociones de alguien que no te ha valorado.
Pero como dije no es que esa persona sea mala, es más se puede tratar de una persona muy noble, sólo que esa persona quizás como tú, también está viviendo su propia confusión y quiso quererte pero no pudo.
En ese sentido hay que ser tolerante y comprensivo de ambos lados, los seres humanos estamos llenos de defectos, que se expresan en miedos, mentiras u ocultamientos de la verdad. Por ejemplo una persona que no te ama, puede decirte que si porque realmente quiere sentirlo, y simplemente al no poder lograrlo busca al menos no hacerte sentir "mal" diciéndote que si sintió algo, una forma de no herir tu susceptibilidad, y de paso consolarte buscando darte tu importancia.
Al final las dos partes, están viviendo su propio "calvario", tú al darte cuenta después de un lapso de tiempo que no te aman, y la persona que te ha rechazado también, porque es muy probable que ella este pasando también por lo mismo al no poder sacar de su mente a esa persona de su pasado que amó.
¿Cuál sería el consejo de la MENTE FILOSÓFICA en cualquier caso?
Diría que si la relación en efecto ya ha terminado definitivamente, la distancia real es lo mejor, ese momento de alejamiento nos va a permitir poner en una balanza las cosas y ser más justo con esa persona que te brindó cariño o que al menos lo intentó siendo una buena amiga o amigo. Con esa distancia y el tiempo se restañan las heridas del corazón y puede ocurrir lo sorprendente. Que ese pequeño resentimiento que siempre inevitablemente hay con aquella persona con la que se terminó porque te dejó de corresponder o nunca te correspondió, se puede atenuar hasta su mínima expresión. Creo firmemente que el tiempo y la distancia pueden hacer ese milagro, y es allí cuando empiezas a valorar esos pequeños momentos compartidos, que si valieron la pena, si fueron compartidos con buena intención más allá de que la intensidad del sentimiento no haya sido similar y más allá del dolor que en determinado momento se pueda haber originado debido a la separación.
En concepto de MENTE FILOSÓFICA, las personas que están condenadas a vivir con inestabilidad emocional, son aquellas que se han aprendido como idea inherente en su ser la frase "sólo se ama una vez", ese tipo de personas se aferran al pasado en una forma obsesiva, casi enfermiza se podría decir. Si bien a cualquier humano se le debe valorar, tú no puedes hacer girar tu vida en torno a una sola persona, no hay nadie en el mundo que merezca la pena que tú vivas años de años negándote a otras opciones de felicidad en el campo afectivo.
Lo que se debe hacer es replantear las cosas, cerrando páginas, pero no a medias, eso es engañarse, se debe procurar más bien, como siempre he dicho tener independencia mental, que es la única manera de poder manejar óptimamente las emociones. Si uno aprende de sus errores, ese tiempo y esa distancia serán de gran utilidad, estaremos en general renovados para nuevos proyectos de vida, sacaremos provecho de esas experiencias y momentos que vivimos y sabremos apreciarlos en su justo valor. Se acabará la desazón, la tristeza, el resentimiento, y se estará preparado con aplomo para lo que llegue, sea amistad o amor.
Por todo lo dicho decir Adios, y aplicarlo puede ser importante y renovador para comenzar una nueva vida con horizontes nuevos y por qué no, con bonitos recuerdos de horizontes pasados.

MARDAM


1 comentario

Jenny dijo...

muy claro como siempre :-


j.p