sábado, junio 20, 2015

LA IMPERTURBABILIDAD CONSCIENTE

Antes ya hemos posteado respecto del tema de la impresionabilidad como un factor limitante para el desarrollo de la mente. La capacid... thumbnail 1 summary


Antes ya hemos posteado respecto del tema de la impresionabilidad como un factor limitante para el desarrollo de la mente. La capacidad de maximizar los talentos, aptitudes y capacidades se ven mermadas  en proporción directa al nivel de impresionabilidad física y emocional que se posea.

Una imagen que impresiona puede parecer inofensiva y puede serlo si corresponde a acciones esporádicas pero si es la unidad de todo un conjunto permanente e inmenso de imágenes que están adheridas en lo más hondo del subconsciente, allí si que se da el caso de la persona que está muy restringida en sus capacidades.

Cuando uno se acostumbra a la impresionabilidad de los sentidos físicos se está sujeto a los prejuicios almacenados en el subconsciente. Es por ello que muchas veces pueden haber reacciones inesperadas o impulsos que generan situaciones absurdas que pueden llegar a ser dramáticas.  

A más impresionable es una persona , mas posibilidades de generar estados semi-catatónicos y todo lo que ello conlleva como alteraciones en la conciencia,  afecto y los pensamientos.Por ejemplo, la impresionabilidad de la vista según su intensidad puede acelerar el ritmo cardíaco innecesariamente, genera además incremento de las secreciones (saliva y mucosidad).

Quedarse con la boca abierta por algo que se ha visto puede parecer un hecho sin importancia y hasta natural, y efectivamente puede serlo, el problema está cuando es demasiado recurrente, cuando la persona no es capaz de evitarlo conscientemente.

Unas palabras dirigidas con toda maldad o simplemente dichas por necedad pueden provocar en una persona impresionable, malestares emocionales que se pueden reflejar en el estado físico por horas y hasta días. En este caso obviamente estamos hablando de la impresionabilidad aplicada al sentido del oído.

Si el subconsciente ha aprehendido a  ser impresionable a lo largo de muchos años, va a costar mucho trabajo, quizás también años desandar ese camino. Si no se trabaja en reducir la impresionabilidad probablemente se seguirá siendo como “Los prisioneros de las cavernas” de Platón.

La impresionabilidad deja a la persona expuesta a los prejuicios referidos no solo a los propios sino también a los de los demás. La pregunta es, ¿Cómo contrarrestar dicha impresionabilidad para tener mayor libertad y estabilidad emocional?

La respuesta también está en una palabra de muchas letras: La imperturbabilidad, pero ojo estamos hablando de la imperturbabilidad consciente. No de la imperturbabilidad producida por anomalías mentales que puede producir en un sujeto una mirada fija hacia algo o alguien por descontrol psíquico del subconsciente y desgobierno de si mismo. No estamos hablando de esa patología de un estado catatónico. referido mas a la esquizofrenia.

La imperturbabilidad consciente identifica a la persona dueña de si misma. Para lograrla se debe ser disciplinado y constante en la autosugestión referida a todo lo que usted. en pleno uso de sus facultades mentales  entienda por “Imperturbabilidad consciente”.

Ubíquese cómodamente en algún lugar tranquilo de su hogar y empiece a practicar, busque en su cuerpo y mente la calma y  pasividad. Luego de ello imagine en sus mente la palabra IMPERTURBABILIDAD y evoque, imagine o visualice todo lo que significa dicha palabra y piense ¿Cómo actúa una persona que conscientemente ha decidido utilizar esa capacidad?

Comience a decirse a si mismo, todas las palabras que están referidas a dicho estado de imperturbabilidad que usted, ha decidido adquirir a partir de ahora. Los detalles los puede manejar según su criterio y creatividad.

Una persona imperturbable refleja un estado de calma y concentración supremo pero siempre consciente. Esta persona no manifiesta ni disgusto ni agitación, ni irritación ante situaciones que normalmente afectan los sentidos de la persona común y corriente.

La persona imperturbable neutraliza aquellas miradas conflictivas y torpes de la persona prejuiciosa y sin control. No se sorprende por imágenes o acciones externas, les da algunos segundos para informarse pero de inmediato decide que no son de su interés. 
No experimenta sensaciones repulsivas del común de la gente puesto que sus sentidos están plenamente sujetos a su conciencia.

Esa imperturbabilidad que puede interpretarse como “sangre fría” debe ser bien entendida. Primeramente como ya dijimos es consciente, es nuestra propia voluntad la que la ha puesto en marcha en base a perseverar en el objetivo de autosugestionarse en el dominio de si mismo.

En segundo lugar esa imperturbabilidad es recomendada principalmente cuando se trata de evitar limitaciones u obstáculos a nuestra capacidad influenciadas por agentes externos o enemigos. En ese sentido una persona así, dueña de si misma, no va a dejar que venga cualquier individuo sin control y lleno de prejuicios a provocarle y mucho menos que sus palabras o actitudes le malogren el día, claro que no.

La persona imperturbable esta equipada mental y físicamente para salir airosa de situaciones conflictivas puesto que su habilidad y creatividad están liberadas lo que no sucede con la persona descontrolada.

También es bueno aclarar que la sangre fría que puede aparentar la persona inperturbable puede ser regulada por lo mismo que es consciente, por ejemplo cuando se trata de situaciones dolorosas referidas a la afectividad hacia la familia o amistades, es bueno dejar salir el dolor que es inevitable en muchos casos.En esos casos la imperturbabilidad solo atenúa el dolor que siempre sentirán las personas con inteligencia emocional básicamente porque se trata de algo que nos importa.

La imperturbabilidad es hija de la invulnerabilidad de la que ya hablamos en anteriores posts y de ninguna manera implica falta de sensibilidad, es simplemente una  capacidad que se debe aplicar conscientemente para nuestro beneficio personal; para tener mayor estabilidad emocional; paz mental y desarrollar mejor nuestras habilidades y talentos.

La persona que es conscientemente imperturbable no sólo consigue mediante la discilplina el privilegio de poder dominarse a si mismo sino que además adquiere la gran capacidad de ser un repelente para gente necia que se acerca o los enemigos que nunca faltan.


MARDAM




No hay comentarios.