lunes, septiembre 26, 2016

ACUERDO DE PAZ EN COLOMBIA: INDIGNIDAD E IMPUNIDAD

j Qué decirle ! A los miles de familiares de los muertos, secuestrados y mutilados por la guerrilla colombiana en estos últimos 50 años. ... thumbnail 1 summary

j Qué decirle ! A los miles de familiares de los muertos, secuestrados y mutilados por la guerrilla colombiana en estos últimos 50 años. Un acuerdo de Paz con las Farc equivale aquí en Perú, a que Sendero Luminoso hubiera hecho un trato con el gobierno de turno para dejar de lanzar coches bombas.



Evitar más desangramiento es un argumento que parece válido, sin embargo a la luz de lo sucedido en todos estos años, este acuerdo resulta ser una decisión controvertida pues el acuerdo otorga privilegios a los criminales que han matado, secuestrado y dejado  una estela de dolor irreparable en miles de familias colombianas, 

No es justo para Colombia, un acuerdo así. No es un orgullo. Es indigno. Una sarta de presidentes incapaces en Colombia no han podido restablecer el orden y la autoridad, no pudieron vencer al enemigo y se llega al punto en el cual el presidente actual nos presenta esta "solución" que es a todas luces una solución de impunidad que permitirá a los guerrilleros o terroristas poder participar en la vida política con financiamiento de estado, incluso otorgándoles medios de comunicación y otras gollerías  A cambio de ello  se dice que serán sometidos a la justicia y repararán a las victimas pero sin cárcel efectiva en la mayoría de casos.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos y el  líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), Rodrigo Londoño, más conocido por sus nombres de guerra “Timoleón Jiménez” y “Timochenko”, firmarán este 26 de setiembre el pacto alcanzado el 24 de agosto tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba.

15 presidentes y funcionarios de organismos mundiales avalarán demagógicamente este acuerdo, que pretende acabar con una violencia fratricida entre la guerrilla, paramilitares y agentes del Estado que dejó  más de 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados en más de cincuenta años.

Luego de esto, los colombianos irán a las urnas el 2 de octubre para apoyar o rechazar el acuerdo de paz que alcanzaron el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los miembros de las  Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Probablemente sea una votación ajustada, sin embargo, si la mayoría de los colombianos tuvieran el tiempo de leer el acuerdo de paz completo de casi 300 páginas probablemente la balanza se inclinaría al "No".

Este 26 de setiembre no es día para celebrar, no es motivo de orgullo, es más bien un día en el que el estado colombiano reconocerá que ha sido derrotado por los subversivos de las Farc. 

La incapacidad y la actitud pusilánime de los gobernantes colombianos ha traído como consecuencia llegar a este punto en el cual se ha negociado un acuerdo que deja una pregunta en el aire: 
¿Es posible lograr la paz en medio de tanta impunidad?