jueves, julio 20, 2017

EL TAOÍSMO, UNA FILOSOFÍA MILENARIA PARA ILUMINARNOS

El taoísmo es una filosofía milenaria basada primordialmente en el Tao Te King que la tradición atribuye al filósofo chino Lao Tsé q... thumbnail 1 summary


El taoísmo es una filosofía milenaria basada primordialmente en el Tao Te King que la tradición atribuye al filósofo chino Lao Tsé que busca ampliar la visión del mundo y llenarnos de sabiduría para iluminar nuestro día a día.

Las enseñanzas del Taoísmo parten del concepto de unidad absoluta y al mismo tiempo mutable denominado Tao (vía o camino), que conforma la realidad suprema y el principio cosmológico y ontológico de todas las cosas.

El Taoísmo establece la existencia de tres fuerzas: una pasiva, otra activa y una tercera, conciliadora. Las dos primeras se oponen y complementan simultáneamente entre sí, es decir que son interdependientes de manera absoluta y funcionan como una unidad. Son el yin (fuerza pasiva/sutil, femenina, húmeda.) y el yang (fuerza activa/concreta, masculina, seca). La tercera fuerza es el tao, o fuerza superior que las contiene.

Existen muchas frases de esta filosofía que se pueden atribuir a diferentes de etapas por las que estemos atravesando, es decir, tienen diferentes significados que se pueden descubrir de acuerdo a las circunstancias.

A continuación,  algunas de las frases célebres del Taoísmo  establecidas principalmente Lao Tsé que funcionan como mantras para las situaciones difíciles:

“Si no puedes avanzar una pulgada, retrocede un pie”. En el taoísmo es fundamental el concepto de fluir. Esto nos indica que, si hemos tomado un camino lleno de obstáculos, no vale la pena luchar contra la corriente. Se necesita un momento para evaluar la situación, retroceder y comenzar un nuevo rumbo. Estas filosofías milenarias para iluminarnos nos enseñan que no siempre es necesario cambiar de objetivo sino el trayecto que hacemos para llegar a ellos.

“La perfección es la voluntad de ser imperfecto”. Esta frase se relaciona también con el concepto de fluir, donde debemos sacar lo mejor de nosotros sin pretender ser perfectos en todo lo que hacemos. La perfección genera estándares muy altos que nos obligamos a alcanzar, consumiendo toda la energía y cargándonos. Debemos relajarnos y dejar fluir nuestras acciones, algo que nos hace muy auténticos.

 “Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo se llama mariposa”. Esto nos dice que, cuando nos sumergimos completamente en los problemas, no podemos ver las soluciones. Entonces nos cargamos de cosas negativas que le dan una visión catastrófica a las oportunidades para enfrentar las adversidades. Los problemas se pueden analizar desde diferentes puntos y no siempre el nuestro es el más óptimo para seguir.

OTRAS FRASES DEL TAOISMO
LAO TSE

FUENTE DE LA INFORMACIÓN: 
WIKIPEDIA



No hay comentarios.