jueves, noviembre 11, 2010

LA DISCRIMINACIÓN ESTÉTICA

La mayoría de las personas se rasgan las vestiduras cuando se trata de temas de discriminación. La discriminación por raza, religión, opción... thumbnail 1 summary
La mayoría de las personas se rasgan las vestiduras cuando se trata de temas de discriminación. La discriminación por raza, religión, opción sexual son los tipos de segregación que más cuestiona la sociedad y sin duda hay muchas campañas encabezadas por colectivos sociales para rescatar los derechos de las pérsonas que sufren algún tipo de discriminación. Los medios que tienen muchas veces mensajes ambivalentes también participan de estos llamados a la no discriminación en pos de una sociedad más justa y con libertad.
Al parecer los medios y la sociedad algunas veces conciente y otras inconscientemente olvidan un tipo de discriminación muy común, y es la que tiene que ver con la apariencia física en la cual se ven pejudicados, las personas llamadas "feas". Pero analicemos este tipo de discriminación que parece no existir porque se da con tal sutileza que ha pasado a ser algo "normal".
En la información génetica de la sociedad, y no sólo Occidental, se tienen ciertos parámetros o estereotipos por los cuales se considera una persona "bella" o a una persona "fea", y según esa valoración se tiene una primera impresión que mayormente es la que prevalece y se impone en la sociedad.
A diferencia de los otros tipos de discriminación, la segregación por apariencia física o fealdad, es un hecho muy sutil, por el cual el que la perpetra, tiene a su favor el argumento de la subjetividad. Aun cuando ese tipo de pensamiento segregacionista ya se encuentra como se dijo en la información génetica, es exacerbado a diario por los medios de comunicación, que exaltan con una obscena exageración la supuesta "belleza" de actores de cine, modelos, reinas de belleza, etc.
Exaltar la apariencia física de alguien no está mal en tanto no vaya en desmedro de otros, pero en la sociedad y en la mente de cada individuo está la idea de que para exaltar a alguien debe haber también alguien a quien denostar.
En los otros tipos de discriminación se puede determinar la segregación a veces con relativa facilidad, pero en el caso de la apariencia física, el asunto es más complicado, porque nadie va a aceptar que tiene algun grado de discriminación por ese hecho.
Ahora bien, esto no se trata de un tema de "bellos " contra "feos", de ninguna manera la cosa va por ahí. El concepto de belleza o fealdad son etiquetas que el Esquema Mental de la Sociedad (EMS) ha determinado y está instaurado genéticamente en nuestra información como ya se dijo. Los que aceptan dichas etiquetas tienen el mismo tipo de mentalidad, por tanto si tú encuentras a un considerado "feo" en la sociedad, con su baja autoestima y sus demás limitaciones te darás cuenta que esa persona lejos de automejorarse interiormente (hablando del hombre o mujer común), lo que hace es buscar a quien esté "más feo" que ellos para criticarlos, denostar y burlarse contra aquella persona a quien ellos consideran menos de acuerdo con el EMS. Una actitud por supuesto sumamente mediocre producto de mentes de pocos alcances.
Las únicas personas que realmente pueden escapar de esas etiquetas de la sociedad, son las personas que pueden generar un Esquema Mental Independiente (EMI), que no aceptan ni etiquetas ni autoengaños, que reconocen errores y que ponen mucha atención en sus acciones con el fin de minimizar el daño directo o indirecto que se podría ocasionar a alguien con su actitud.
El EMS que es generador de todo tipo de discriminación produce en el caso de la segregación por apariencia física muchas injusticias, que van desde las oportunidades de trabajo perdidas hasta la valoración que incluso muchos profesores hacen de sus alumnos. En realidad este hecho es algo generalizado a nivel mundial, pero se habla poco en los medios, que muchas veces se llenan la boca hablando de justicia y libertad, pero que son los primeros en fortalecer esos patrones de belleza que sólo son pura estupidez.
Demás está decir, que a las personas se les debe valorar por sus ideales y su conducta, más no por la cara o cuerpo que tengan.
Este es un tema que debería ser tratado por los medios, pero es difícil que sea por la TV, que se dedica a crear imágenes distorisonadas de personas que sólo son eso, seres humanos. Si ves a una señorita, dicho con todo respeto, Miss Universo, ¿Qué habría que hacer, según los medios? ¿Lo mismo que se hacen en los comerciales de cervezas aquí en Perú? ¿Quedarse en estado catatónico con la boca abierta, impresionarse hasta la obscenidad por alguien a quien no conoces, alguien con quien no has hablado nunca, alguien a quien tan sólo ves por TV?.
La discriminación estética es la que está más arraigada en los seres humanos, es la forma sutil pero real de sacar a la luz toda esa mugre mental que está acumulada en la psiquis , toda esa estupidez que llevamos revuelta en la mente sin control.
Dicha discriminación te hace tener aversión, rechazo, odio, asco, repulsión o como quieras llamarle por aquello que no cumpla con los parámetros sociales para la admiración y el respeto.
Siendo fácticamente así, aparentemente no habría remedio, ya que sólo las personas con un alto nivel de entendimiento poseerían un esquema mental propio , que les permitiría a su vez escapar de esa tara cuidando cada palabra, gesto o expresión que pueda de alguna manera hacer sentir mal al prójimo, aquella persona que es humana, en el sentido estricto de la palabra, es inteligente, sabe que si comete errores, debe ser capaz de reconocerlos y corregirse.
Pero el hombre o la mujer común no son capaces de aquella actitud sana, a ellos les gusta impresionarse para bien o para mal según lo que dicte ese Esquema mental de la Sociedad(EMS). A eso se han acostumbrado, no saben lo que es la empatía sino en su forma más elemental.
Que no se crea tampoco que tanta estupidez tiene que ver con cierta clase social o cultural o con jerarquías académicas, puede ser un bobalicón discriminador desde el canillita que vende periódicos y no sabe leer ni escribir hasta el catedrático más reputado de alguna famosa universidad, lo puede ser asímismo, el delincuente más avezado como la madre de familia humilde y ejemplar.
Y es que cuando se trata de esta discriminación estética, uno podrá encontrar que esas miradas de desprecio hacia el que se considera "feo", por tener por ejemplo una cabeza grande, una mandibula enorme, unos pómulos salidos, hablando de casos más extremos por decir, entre otros rasgos; proviene por igual de personas consideradas "normales", de la misma manera que puede provenir de gente de color, de gente homosexual, de gente de religiones no católicas, es decir, la segregación de ese tipo puede provenir también de grupos sociales que se ven afectados por el tema de la segregación en otros aspectos.
Hacer algo para atenuar los efectos de esa mentalidad insana, es una labor de titanes, pero se puede comenzar enseñando a nuestros niños el valor de la empatía, de la no discriminación pero no sólo del tipo de las ya conocidas, sino también de la discriminación estética, motivo de este post, y que es la que muchos deliberadamente olvidan.
El mundo es esclavo de las imágenes desde hace mucho, pero se puede hacer algo por atenuar ese tipo de mentalidad, todo comienza por ser consciente de ello, no disfrazar la realidad.
Recuerdo haber visto alguna vez un programa de TV donde un animador bastante estúpido en mi opinión, hablaba, yo diría más bien disertaba sobre la igualdad entre todos y la justicia y la no discriminación, pero cuando se acabó el tema, el muy bobo se puso a recordar a una maestra, según dijo "horrible" que tuvo en su juventud, según él ella era muy fea y casi se burlaba al recordarla. Ese bobo no se dio cuenta en ese momento que lo que disertó en el primer tema se ve tapado por esos comentarios infelices que hacia con respecto a la apariencia de su profesora de primaria. ¿Acaso no estaba hablando con un tono segregacionista de aquella profesora? Entonces que coño, disculpen la expresión, hace ese debil mental hablando de justicia y de no discriminación, cuando él es el primero en discriminar a los demás por su aspecto físico en ese caso.
Primero, en todo caso, esos fanfarrones, deberían hacerse una profilaxis mental. Y bueno, ejemplos, asi hay muchos en los cuales se puede identificar lo que dijimos en un comienzo, eso de que los medios y muchas personas que trabajan en ellos tienen mensajes ambivalentes.
Liberémonos pues, de todo tipo de discriminación, de la racial, de la religiosa, de la de opción sexual y de la más arraigada, la referida a la apariencia física. Aprendamos que es la empatía, estudiemos la atención mental, vigilemos cada uno de nuestros pensamientos, gestos y actitudes, no permitamos que los estados catatónicos ante cualquier imágen se apoderen de nosotros, eso no es gracioso, es una actitud imbecil. Olvídemonos de juzgar a la gente según el EMS, generemos nuestro propio esquema, ese que yo llamo EMI (Esquema Mental Independiente), con el cual tú puedes ser una persona mejor, más sano, justo y realmente liberado de prejuicios y de hipocrecias.

MARDAM


2 comentarios

Anónimo dijo...

"...son las personas que pueden generar un Esquema Mental Independiente (EMI), que no acepta ni etiquetas ni autoengaños..."
Autoengaño sería pretender que lo que nuestros sentidos perciben, no tiene valor estético. Con mi EMI puedo elegir las etiquetas, pero nunca puedo elegir no tenerlas. Y si alguien se siente feo, es porque elige hacer propio un EMX que lo etiqueta como "feo",esta persona mediocre que se dedica a buscar otros mas feos todavia, me resulta patético, y no asumo la responsabilidad por su autoestima.

Anónimo dijo...

"...Recuerdo haber visto alguna vez un programa de TV donde un animador bastante estúpido en mi opinión, hablaba, yo diría más bien disertaba sobre la igualdad entre todos y la justicia y la no discriminación, pero cuando se acabó el tema, el muy bobo se puso a recordar a una maestra, según dijo "horrible" que tuvo en su juventud, según él ella era muy fea y casi se burlaba al recordarla. Ese bobo no se dio cuenta en ese momento que lo que disertó en el primer tema se ve tapado por esos comentarios infelices que hacia con respecto a la apariencia de su profesora de primaria. ¿Acaso no estaba hablando con un tono segregacionista de aquella profesora? Entonces que coño, disculpen la expresión, hace ese debil mental hablando de justicia y de no discriminación, cuando él es el primero en discriminar a los demás por su aspecto físico en ese caso..."
Disculpame pero no te diste cuenta que tu tambien estas discriminando a esa persona que viste por tv diciendo que era bobo, debil mental, estupido, entre otras cosas.