lunes, octubre 22, 2007

EN POS DE LA INVULNERABILIDAD EMOCIONAL

La invulnerabilidad es el premio por deshacerse en una gran medida de los factores negativos que representan: La impresionabilidad, la susce... thumbnail 1 summary
La invulnerabilidad es el premio por deshacerse en una gran medida de los factores negativos que representan: La impresionabilidad, la susceptibilidad y la impulsividad. Esto no significa alcanzar un nivel de frialdad que no nos permita compartir sentimientos, claro que no. Ser un hombre o una mujer invulnerable es importante porque permite acumular energía y reconocer en nosotros la fuerza necesaria para realizar grandes cosas.
Procurar la invulnerabilidad no tiene que ver con la falta de sensibilidad, de hecho se puede ser sensible y sentir aflicción o dolor en determinadas circunstancias, lo que ocurre es que siendo invulnerable se puede ser más resistente, soportar más , aguantar más y lo principal se puede pensar mejor.
El ser humano que ha cultivado la invulnerabilidad está libre de las garras del común rasero, posee una gran capacidad para tolerar y adaptarse a las situaciones más tensas, eso se debe a su gran energía no consumida.
Es algo cierto y no sé quién podría refutar el hecho de que la reserva de energía del hombre o mujer invulnerable está muy por encima de la de cualquier persona común…...ello le permite hablar con mayor fluidez, respirar bien, tener pensamientos creadores, alimentarse adecuadamente etc., etc., etc.
Nuestra mente es un gran tesoro, es el regalo maravilloso que Dios nos ha dado, un procesador de incalculable valor que debemos aprovechar para que todo lo bueno, lo positivo venga a nosotros así como el rechazo a todo lo malo y negativo.
Debemos adorar a nuestra mente, para ello debemos identificarnos con todo lo que tenga que ver con el bien. Que cada uno cree una oración en la que se recuerde así mismo que representamos el bien y somos lo contrario al mal. Con eso cada quien sugestiona bien a su mente, le demuestra afecto, le está diciendo que está dispuesta a cuidarla como el tesoro más sublime.
Lograr la invulnerabilidad es una de las maneras de salvaguardar mejor nuestra energía puesto que implica tolerancia y no tomar las cosas tan en serio. Eso no significa claro, que debemos aceptar cualquier agresión, más bien recordando y sabiendo lo invulnerables que somos y el nivel de energía de reserva que poseemos, estaremos mucho más tranquilos a la hora que no quede más remedio que actuar, y de seguro que el irracional que se acerca en estúpida actitud, no tendrá más que dar media vuelta e irse pues su falta de control mental y perplejidad le hará insoportable mantenerse en frente de una mirada serena.
Es bueno fortalecernos mentalmente con oraciones o frases que nos recuerden lo que somos. Se me vienen a la mente unos versos de Rubén Cedeño:
YO SOY POSITIVO
“Yo soy positivo”
Pienso Positivo, siento Positivo,
actúo Positivo, hablo Positivo.
No existe cosa negativa
que pueda dañarme.
“Yo Soy es mi refugio
escudo y fortaleza”.
Le digo a todo lo negativo:
“Tú no tienes poder”
“Yo Soy Positivo”.
“Yo soy el Bien”
pienso en Bien, siento El Bien
actúo el Bien, hablo El Bien
yo no creo en el mal,
Yo solamente creo en El Bien.
Algo Bueno me tiene que suceder.
Le digo a todo lo malo:
“Tú no tienes poder”
“Yo Soy el Bien”
“Yo soy La Luz”,
Pienso la Luz, siento La Luz,
actuó La Luz, hablo La luz.
Las tinieblas no existen,
“Dios es Luz”. “Hágase La Luz”.
Le digo a toda obscuridad:
“Tú no tienes poder”.
“Yo Soy La Luz”.
“Yo Soy Feliz”.
“Pienso Feliz”. “Soy Feliz”
actúo Feliz, hablo Feliz.
No estoy triste,
Dios es mi Felicidad.
Le digo a toda tristeza:
“Tú no tienes poder”
“Yo Soy Feliz”.
“Yo Soy la Felicidad Divina”
eternamente manifestada
para Bendecir en Positivo
en Bien y en Luz
todo lo que existe, me rodea
y contiene el mundo.

Oraciones de este tipo nos ayudan a fortalecer nuestra estabilidad emocional y espiritual, si atenuamos los factores que afectan nuestro equilibrio hemos de conseguir una confianza y seguridad plena, una energía especial que sólo se puede describir en el momento que llega.

MARDAM


5 comentarios

la abogada del diablo dijo...

Con su perdón, pero esto me parece una reverente estupidez. Y para colmo lo llaman filosofía. Positivo y negativo son las dos caras de la misma moneda. Asó como no puede haber negro sin blanco, malo, sin bueno, arriba, sin abajo, etc, etc. Quien dice positivo, dice implícitamente negativo. Quién dice Dios, dice Satanás. Toda esa oración no es más que un aferrarse de palabras, que de por sí no tienen el más mínimo asidero en la realidad.

Mardam dijo...

Hola abogada del diablo, bueno debo resaltar tu sinceridad, no hay nada como ser espontáneo-
Ahora, te diré que a mi me gustan los escritos que son capaces de motivar, empero, sino te gusta Ruben Cedeño y algunos textos de Metafísica estas en tu derecho.
Ahora claro lo que tu dices tiene que ver con la ley de polaridad o correspondencia que para el caso son lo mismo. La temperatura puede ser fría o caliente, pero en su esencia es lo mismo, es temperatura en distintas graduaciones o en extremos opuestos incluso, eso está claro.
Y finalmente te diré que para mi la filosofía es el arte de pensar,para nada estoy pensando en la filosofía que enseñan en las universidades con sus restricciones académicas, eso ayuda al conocimiento, pero este debe ser una continua búsqueda en otras esferas con el fin de encontrar nuestra razón de ser.
Mardam

Fabrizio dijo...

Es ser positivo es descubrir nuestra propia naturaleza interior, es redescubrirnos a nosotros mismos.

Fabrizio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fabrizio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.