jueves, septiembre 10, 2009

EL VALOR DE LA INDIVIDUALIDAD

En los últimos 40 años muchos seres humanos han explorado más su mente en busca de un factor que les pueda permitir acercarse a una genuina... thumbnail 1 summary

En los últimos 40 años muchos seres humanos han explorado más su mente en busca de un factor que les pueda permitir acercarse a una genuina libertad, no referida al simple hecho de caminar por la calle que uno quiera sino mas bien a la libertad de pensar y actuar con criterio propio sin influencias externas, escapando en alguna medida del esquema mental de la sociedad.



Ese factor que se busca es: LA INDIVIDUALIDAD, una cualidad que no tiene que ver con actitudes subterráneas, no tiene que ver con esas conductas alienantes de los hippies u otros personajes de la década del 70 que encontraban en ello un buen pretexto para drogarse y no bañarse, o hacerse los interesantes poniendo tatuajes, aretes, etc. Nada de eso tiene que ver con un auténtica individualidad tomada como atributo. La individualidad es un concepto supremo en el cual el ser humano se ha dado cuenta que la única forma de llegar a explotar al máximo sus capacidades es desarrollar su autentico "yo", sólo así podrá encontrar la razón de su existencia. La expresión “conocerse a sí mismo” no es sólo una bella expresión para adornar un relato o una conversación o para dársela de muy espiritual. El conocerse a sí mismo es algo fundamental para tener una auténtica libertad, y es propio de los seres individuales.


Me pregunto por qué en la sociedad actual muchos psicólogos, sociólogos y otros intelectuales combaten y miran con recelo el deseo sano de individualidad de las personas inconformes con el sistema actual ¿Será porque efectivamente muchos hombres y mujeres confunden el sano propósito de encontrarse a sí mismo con la vanidad, la egolatría, la petulancia? ¿O será que algunos de aquellos doctores intrínsecamente no les agrade la idea de la autoayuda que prescinde de sus servicios profesionales? En un mundo de mezquindades como este , eso podría darse en muchos casos. El hombre individual por su parte está libre de aquella tara, siendo así autónomo en pensamiento,es más invulnerable por tanto está menos expuesto por su tolerancia a sentimientos nocivos propios de las mentes colectivas.


A no confundir un tipo que se sabe individual con uno de esos tipos ególatras, vanidosos, segregacionistas, que se sienten distintos, que se llaman a sí mismos individuales porque se separan de la sociedad, pero no para entregarse a un proceso de automejoramiento, sino por motivos vanales, que no saben más que vivir su hoy, ni hacen planes para aportar ideas en la sociedad, esas personas que sólo viven para sí mismos, utilizan sólo una careta para disfrazar su patética dependencia de los demás.
Ser verdaderamente libre es tener un pensamiento independiente y es propio de las personas individuales, pero ellos en este mundo son sólo granos de arena en un puño, y cuantitativamente ¿cuánto representa eso? si el resto es el inmenso desierto, y dicha mayoría piensan con mente colectiva, es decir, con mente ajena.


La sociedad ha establecido una trama compleja en el que las libertades se entremezclan con conductas propias del común social. Se puede estar con un severo lavado de cerebro y se puede pensar que nada pasa, se cree tener una personalidad cuando no se es más que un mono que imita las conductas del entorno, de los medios de comunicación muchas veces tan perniciosos para el ser humano.


Hay que repetirlo una y otra vez, la verdadera libertad no puede empezar si no hay individualidad, el hombre individual tiene ideales y en base a ellos que hasta pueden parecer quimeras construye formas de expresión que escapan de la mediocracia.


Un hombre o mujer auténticamente individual rompe esquemas, esteoreotipos, porque es audaz, aporta ideas innovadoras y frescas, concibe en su mente objetivos que al hombre común le pueden parecer sueños imposibles. Un ser humano así, es un ser auténticamente libre.



MARDAM


2 comentarios

Anónimo dijo...

ser individual no es lo mismo que ser individualista o sea que solo piensa en sí mismo.

Fer

Isabel A dijo...

buen contenido!... pienso que en un principio uno, debe saber quien es, que lo hace especial, único.. para posteriormente relacionarse con los demás... sin necesidad de convertirse en alguien manipulable