LOS HIJOS Y EL TIEMPO FRENTE A LAS PANTALLAS - MENTE FILOSOFICA

Latest

lunes, 22 de julio de 2019

LOS HIJOS Y EL TIEMPO FRENTE A LAS PANTALLAS




Una de las mayores preocupaciones de los padres es el tiempo que sus hijos pasan frente a las pantallas de los teléfonos moviles o la televisión porque hay problemas relacionados con esto como son la obesidad o enfermedades cardiovasculares. Por esta razón es importante considerar ciertas cosas para cada persona de acuerdo a su edad, sus horas de sueño y sus hábitos en general.

1. Bebes.


En el caso de los bebés, tienen que estar activos el mayor tiempo posible ya que están en una etapa donde se están desarrollando. En cuanto a los aparatos tecnológicos, a estas edades no se recomienda su contacto aunque después de unos meses todos estos dispositivos pueden servir para introducirlos a la tecnología.


Aún así, en esta edad se recomienda que solamente tengan juguetes normales y que esperen un tiempo prudente hasta que comprendan que es un celular o una televisión.

2. Niños pequeños.


En el caso de niños de dos a diez años es recomendable que tengan mayor actividad física, porque además, tienen mucha energía y es mejor que la aprovechen con actividades deportivas que con computadoras o programas televisivos.

En este rango de edad la tecnología sirve como el medio para incrementar el vocabulario o conocer más cosas, por lo que se puede moderar el tiempo que pasan frente a la pantalla. Aún así, es recomendable que sea sólo una hora y que vean algo productivo. Esto con tal de evitar problemas en su visión y que no empiecen a descuidar su salud ni desarrollar malos hábitos.


3. Adolescentes.

En este caso ya se tienen que tomar medidas más estrictas, porque también entran en juego otros factores como el desempeño académico, además de que la salud sigue siendo importante. En este caso las distracciones más representativas son los videojuegos y si bien unos minutos o unas pocas horas son suficientes para divertirse, cuando el tiempo se excede demasiado hay que considerar poner ciertas reglas.

Puede ser desde el limitar el tiempo frente a la pantalla de acuerdo al desempeño, jugar después de hacer ejercicio o definitivamente no comprar esta clase de dispositivos.

Como se ve, basta con reducir el tiempo que se utilizan los dispositivos móviles o la televisión para empezar a generar un cambio. Si se empieza desde temprana edad los hijos serán conscientes de su responsabilidad desde un principio, pero incluso si se empieza después se puede llevar una vida saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario