AUGUSTE COMTE - MENTE FILOSOFICA

Latest

martes, 20 de agosto de 2019

AUGUSTE COMTE


Augusto Comte nació el 19 de enero de 1798 en Montpellier y falleció en París el 5 de Septiempre de 1857. A pesar de que Comte había recibido una educación cristiana, tomó la decisión de romper con la fe de sus padres antes de los quince años de edad, declarándose así un republicano y librepensador, tal como se muestra en el Prefacio personal al Cours de Philosophie Positive.

La filosofía positiva de Augusto Comte

Augusto Comte, debió enfrentar el turbulento período post-revolucionario francés; en el cual, la gran mayoría de Europa se encontraba en la incesante búsqueda de un régimen político estable.

Por ende, los ideales de Comte han sido influenciados por el deseo de construir un orden social sostenible. De acuerdo a sus pensamientos; tanto la crisis moral como la política que surge entre la sociedad, es una representación exterior del estado de anarquía intelectual. Por lo tanto, Augusto imaginaba que, con el aporte del conocimiento científico y la instrucción popular en la riqueza, se moldearía a la sociedad.

Para llegar a comprender en su totalidad la ideología comtiana, es de suma importancia prestar atención al contexto histórico-cultural de la época, e igualmente, a sus aspiraciones socio-políticas. Según Kolakowski (1984) dicta que: «Toda la ideología de Comte y, principalmente, su doctrina científica, únicamente resultan comprensibles como parte de sus proyectos de reforma universal, la cual, no sólo está enfocada en la ciencia, sino en distintas prácticas de la vida humana.»

Las reflexiones críticas de Augusto Comte 

Entre las reflexiones críticas de Comte podemos encontrar las siguientes:

La ley de los tres estadios: Esta ley pretende demostrar la dinámica que nace del estadio teológico, al metafísico, al científico positivo. Resalta el curso que toma la historia humana, el desarrollo de los individuos y el crecimiento de la ciencia.

Valoración metafísica: Trata acerca de la causalidad de Dios sobre la vida, el hombre y la relación entre las primeras y las segundas causas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario