Cómo afrontar una separación sentimental - Mente Filosófica

Latest

lunes, 23 de marzo de 2020

Cómo afrontar una separación sentimental

sentimientos-separación-superación

El rompimiento de una pareja se considera por naturaleza una experiencia angustiosa y estresante que produce un enorme impacto emocional sobre los involucrados. 

Éste acontecimiento tiende a presenciarse tempranamente, abriendo paso a los primeros y más significativos compromisos sentimentales en adolescentes.

¿Cómo afrontar una separación sentimental?


Enfrentar estas circunstancias suele ser complicado por diversas razones, no obstante, el impacto sentimental puede verse reducido aceptando los siguientes puntos:

·         Luchar o reprimir las emociones negativas deteriora el sistema nervioso y órganos vitales. Aceptar la angustia, miedo, tristeza, desorientación, soledad, vergüenza, engaño y desilusión es completamente normal frente a la situación, sin embargo, evitar los sentimientos complica aún más la experiencia.
·         No existe cabida para el «por qué» o «cómo» de las circunstancias. Puesto que se encuentra en un estado muy vulnerable, es natural buscar la causa de dicha conmoción, sin embargo, indagar en los hechos fomenta las emociones negativas y extienden su duración.
·         Buscar una forma de reorientar la vida; realizar actividades, viajes, pasatiempos, desarrollar habilidades, trabajar, leer, salir con amigos. Se debe destacar que, hallar una forma de sentirse productivo y en constante avance ayuda a disminuir los sentimientos de depresión y soledad.

¿Cómo reaccionan los hijos ante la separación de sus padres?


En un divorcio los hijos tienden a recibir el mayor impacto emocional que le llevan a desarrollar un conjunto de pensamientos erróneos sobre la situación:

·         Conflictos conductuales y emocionales, muchas ocasiones expresados en: Ansiedad, desarrollo de fobias, rebeldía, disminución de empatía, escaso rendimiento académico, consumo de diversas sustancias, aislamiento, vicios, alteraciones de personalidad o desconfianza en los adultos.
·         Se sostienen a la idea de que puede haber una futura reconciliación.
·         Adoctrinamiento de algún padre.
·         Sentimiento de pena sobre el progenitor que se alejó.
·         Problemas de seguridad: trastornos y preocupaciones constantes frente al cambio, consintiendo una gran necesidad por cariño y muestra de afecto.

Resolver los distintos conflictos emocionales no sólo depende del apoyo de los seres más allegados, sino del correcto desarrollo de la madurez emocional. La vulnerabilidad se produce con los mayores cambios de la vida, sin embargo, aunque no se puedan controlar los acontecimientos es vital comprender la forma de alterarlos para el beneficio propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario