LA RIQUEZA MENTAL Y SU CORRELACIÓN CON EL MUNDO - Mente Filosófica

Latest

domingo, 21 de marzo de 2021

LA RIQUEZA MENTAL Y SU CORRELACIÓN CON EL MUNDO

El mismo término prosperidad, no significa lo mismo para dos personas, sin embargo, lo que la mayoría afirma es que no se encuentra en la posesión de los objetivos materiales, sino la identificación de un suministro invisible y el conocimiento de tener acceso al mismo.

En la Mente Universal, fuente de todas las grandes y pequeñas ideas, no existe nada semejante a la escasez. Está en el derecho de todos los hombres ser prósperos, sin importar bajo qué circunstancia se idealizara lo contrario.

riqueza mental, correlación de la mente con el mundo, la riqueza mental y el mundo

La riqueza mental existe

La riqueza no es el resultado del ambiente en donde se vive, sino una condición mental. Frecuentemente asociado a un tipo de conciencia superior.

Por tal motivo, existen muchos casos donde se gana la lotería o se recibe una herencia y, al cabo de los años, la basta fortuna se ve reducida a nada.

De igual forma, es común que los hijos de padres ricos sean capaces de tener o superar el patrimonio de sus progenitores. Ellos crecieron en un ambiente de abundancia, así que adquirieron esa conciencia.

Sin embargo, la prosperidad en su totalidad, no hace referencia a acumular dinero, sino ideas. Generar pensamientos que sean útiles y constructivos para que el hombre sea capaz de alcanzar límites insospechados.

En otras palabras, lo interno tiende a materializarse: una persona que piensa en abundancia, atrae abundancia; asimismo, cuando piensa en oportunidades, se atraen oportunidades.

La solución a la plaga mental de la pobreza que inunda en los países menos desarrollados es tan simple, pero las personas se rehúsan a aplicarla con constancia y entusiasmo.

¿Cómo cambiar el pensamiento sobre el dinero?

Cuando se cambia el pensamiento sobre el dinero, también las decisiones que se toman al respecto. Muchas de las ideas adquiridas durante la infancia pueden ser:

·        El dinero es malo;

·        La riqueza cambia a las personas a peor, o;

·        Prefiero ser pobre pero feliz, y no rico pero amargado.

El único objetivo de estas frases no es más que fomentar el estado de pobreza.

Tener dinero no es un pecado, pero guardarlo por miedo a perderlo o gastarlo en cosas inútiles no se aleja de serlo.

La misma clase de pensamiento que provoca su mala gestión, es la misma que ejerce ansiedad y temor sobre el individuo.

Esto puede ser eliminado una vez que la actitud cambia, puesto que la conciencia se moldea en consecuencia, y, para este fin, la imaginación será la mejor aliada. Ella alberga el poder creativo que, asociado con la fe, puede volver cualquier cosa, bien sea tangible o intangible, realidad.

Aquellos que quieren atraer riqueza a su vida, necesitan tener ideas de riqueza acompañadas por la fe de que, la fuerza invisible que gobierna el universo, hará todo lo necesario por atraerla.

Desde esta perspectiva, cuando llega una temporada de escasez, se tiende a declinar construir la prosperidad interior. En lugar de cambiar desde adentro, esperan que un evento exterior estimule el cambio.

No obstante, pensar en prosperidad no es suficiente. Solo es el primer paso que permite detectar las oportunidades existentes; el segundo paso radica en actuar para manifestarlas. Esa es la verdadera causa del cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario